DISTINTOS TIPOS DE DESATASCADORES PARA TUBERÍAS

¿Conoces cuántos tipos de desatascadores para tuberías hay? ¿Quieres intentar desatascar tú mismo las tuberías de tu hogar? Este es tu artículo entonces. Te contamos los tipos de desatascadores que existen.

Nos gusta el “hazlo tú mismo”, está muy de moda, y nos gusta intentarlo, nos hace sentirnos bien. Hoy vamos a tratar de daros unas pautas para intentar desatascar tú mismo las tuberías de tu vivienda, ya además, os vamos a informar sobre los tipos de desatascadores especiales con los que cuentan los profesionales de fontanería y desatascos.

El que más conocemos es el desatascador tradicional, el de toda la vida. Se trata de un mango con una simple ventosa. Para que funcione correctamente debemos echar un poco de agua por la tubería antes de empezar a desatascar, a continuación colocaremos la parte de la ventosa en el desagüe para realizar la presión necesaria, este ejercicio es preciso hacerlo unas cuantas veces para conseguir la succión que desatasque la tubería. Hoy en día contamos además con otro desatascador de este tipo un poco más avanzado, pero con la misma forma de desatascar, se trata de el desatascador de aire comprimido, que bombea el aire a presión en la tubería para conseguir desatascarla.

Otro de los tipos de desatascadores con el que podemos intentar desatascar nuestras tuberías nosotros mismos es con desatascadores químicos especializados. Para utilizarlos lo primero que tenemos que saber es si nuestra instalación es metálica o no, ya que podríamos dañar las tuberías y desagües. Estos productos son corrosivos, y muy perjudiciales para el medio ambiente, por lo que debemos tener cuidado, tanto a la hora de saber cuál comprar, como a la hora de usarlo y la cantidad adecuada que debemos echar.

Pasamos a otro ya un poco más específico, pero que también podemos conseguirlo y utilizarlo nosotros mismos. Se trata de un desatascador mecánico, una especie de sirgas metálicas que se introducen en la tubería para llegar hasta el tapón y conseguir eliminarlo.

No nos olvidemos del sifón, este forma parte de todas las instalaciones de los baños, y por sí solo hace la función de desatascador. Debemos vaciarlo y mantenerlo siempre limpio para que pueda seguir haciendo su función sin ningún problema. Muchas veces el problema está justo aquí sin darnos cuenta. Por ello es imprescindible contar con un mantenimiento periódico.

Cuenta siempre con la ayuda de un profesional del sector de la fontanería y desatascos si la avería es más grave de un simple atascamiento común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *