QUÉ HACER CUANDO LA FOSA SÉPTICA DESPRENDE MAL OLOR

Los malos olores desprendidos de las fosas sépticas son muy habituales. Hay muchos factores que propician estos desagradables e insoportables olores en las fosas sépticas, y debemos encontrar la causa o foco concreto para aplicar la solución más adecuada.

Las fosas sépticas son muy utilizadas en las zonas rurales y casas aisladas de la zona urbana, ya que hasta allí no llega la red de saneamiento de aguas residuales municipales, por lo que esta opción de instalar una fosa séptica para tratar las aguas sucias de las viviendas y caseríos es la opción más acertada y la más habitual en estos parajes, ya que el tratamiento de aguas residuales es imprescindible y debe hacerse de forma segura y controlada.

Es necesario que estas fosas sépticas tengan un buen mantenimiento, ya que pueden producir, no solo olores desagradables, como es el tema que tratamos en este artículo, sino que pueden provocar intoxicaciones y perjuicios en el medio ambiente y sobre todo en el agua potable. El tratamiento de los residuos en estas fosas sépticas crea un gran cúmulo de gases como el metano, el monóxido y el dióxido de carbono que pueden ser peligrosos.

¿Cuál es la causa de los malos olores en la fosa séptica? Hay que buscar el foco que los provoca para  poder dar solución al problema, y lo más aconsejable es contar con un profesional del sector de desatascos para esta tarea.

Las causas pueden ser muy diversas, y vamos a comentar algunas de ellas para ayudarte a encontrar ese foco, o por lo menos para que puedas conocer por dónde tirar antes de llamar a un profesional.

  • Es posible que se haya producido alguna fisura o rotura en tu fosa séptica y se estén filtrando al exterior los gases y olores propios de su interior. También hay que comprobar que el inodoro esté correctamente sellado por todos lados, ya que suele ser otra de las causas de los malos olores.
  • La silicona que sella el váter puede desprenderse o agrietarse por algunos tramos con el paso del tiempo, y esto hace que los olores propios del interior de las tuberías del inodoro se filtren por ese pequeño espacio. La solución en este caso sería fácil y no precisa de la ayuda de un profesional, tan solo deberás sellar bien la abertura.
  • Puede ser que tu fosa séptica se haya llenado de agua, y esto haya provocado un desbordamiento, de la misma.
  • ¿Hace mucho tiempo que no realiza una limpieza de su fosa séptica? Esta puede ser la causa de los malos olores, ya que es necesario que la limpieza se haga correctamente y cuando toque. El tiempo que debe pasar entre una limpieza y otra depende mucho del uso que se le esté dando, y del número de personas que habiten la casa. Si ha habido un uso mayor en los últimos meses, es posible que la fosa séptica se haya llenado antes del tiempo habitual. En este caso solo tendría que realizar la limpieza y vaciado normal de su fosa séptica.
  • Es posible que el drenaje de la fosa séptica esté en mal estado, o simplemente no esté funcionando como debería, por lo que en este caso deberá ser un profesional quien eche un vistazo para solucionar su problema de malos olores.
  • Otra de las causas habituales de los malos olores en fosas sépticas son los problemas de presión. Las fosas sépticas cuentan con un respiradero en el techo que ayuda a compensar la presión, y controla los ruidos propios del flujo del agua desde inodoros y sumideros. En este caso deberá pararse a escuchar, si escucha ruidos que antes no escuchaba, puede que este sea el problema en su fosa séptica. Un profesional sería la mejor opción en este caso, como en la mayoría.
  • Escasez de oxígeno. Este suele ser otro de los problemas más habituales que causan los malos olores. Las fosas sépticas acumulan gran cantidad de materia orgánica, esta es su función, y esta materia orgánica, como hemos indicado antes, provoca gases tales como el metano, el monóxido y el dióxido de carbono al descomponerse, esta descomposición se produce gracias a las bacterias anaerobias que convierten los residuos sólidos en materia soluble para el agua, y es totalmente necesaria, de hecho, esta es la función de la fosa séptica. Esta acumulación de gases hace que el oxígeno escasee, y falta demasiado oxígeno puede provocar malos olores en el exterior. En este caso lo solución sería utilizar un generador de ozono, para lo cual debemos pedir la ayuda de un profesional.

Estos son los factores más habituales por los que se producen los malos olores en nuestra fosa séptica, y cómo habéis podido comprobar, lo más recomendable es contar con la ayuda y el asesoramiento de un profesional de desatascos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *